social1  social3 social2
......Lea en ACTUALIDAD las noticias de interés que nos transmiten otras organizaciones nacionales e internacionales..........BIENVENIDOS A LA FUNDACION VALSAIN......... Lea en tribuna Abierta una nueva colaboración de Carlos Saura titulada "La Administración Pública como catalizador (o freno) de los Derechos Humanos”.......Nuevas Actividades en nuestra Agenda..........LEA NUESTRO EDITORIAL"EL POR QUÉ DE LA POLíTICA".........Siga nuestras últimas actividades..... NUEVOS REPORTAJES EN FUNDACION TV ............

EL POR QUÉ DE LA POLíTICA

Una de las características de la democracia es convertir en rutinario, sin relieve mediático y estresante, una de sus rasgos mas importantes, como es el permitir que los ciudadanos gocen plenamente de sus derechos y libertades fundamentales (definidos y salvaguardados en la Constitución) y entre ellos el de decidir libremente quien quieren que les gobierne.

Una decisión de extraordinaria importancia, dado que la gobernabilidad de un país no se puede garantizar de forma racional a través de un sistema asambleario permanente y la consulta popular continua. Ni siquiera en Suiza, tan apegada a fórmulas de referéndum local o nacional, funciona un régimen de esta naturaleza.

Por lo tanto, a través del voto el ciudadano decide que opción política le resulta más satisfactoria y a ella, a través de sus representantes y candidatos en las elecciones a diputados o senadores, entrega su confianza. Quien obtenga mayoría suficiente gobierna y, caso contrario, habrá de articularse esa mayoría de gobierno sobre la base de la negociación y acuerdo entre fuerzas políticas afines y sobre un programa concreto y público, que permita a la oposición ejercer posteriormente su misión de fiscalización.

Pero lo que está claro es que en una democracia madura, ninguna fuerza política debe adoptar una posición que bloquee, sin alternativa racional posible ( es decir sin violar la confianza de sus propios electores) el que la fuerza política más votada pueda asumir la responsabilidad de gobierno. Si para facilitar esa indispensable estabilidad institucional de un país, una fuerza política decide abstenerse, porque no es capaz de convertirse en alternativa real, ello no quiere decir que este bendiciendo a la futura fuerza política gobernante, ni comulgando con su programa. Simplemente esta garantizando la estabilidad política del país, el que puedan funcionar las instituciones democráticas y no se produzca entre los ciudadanos hastío y desapego hacia la democracia y las instituciones que la encarnan.

En suma, esta haciendo un ejercicio de responsabilidad política, de buen hacer democrático y demostrando para el futuro que es una fuerza política de gobierno. De su capacidad de articular una verdadera política de oposición y de reestructurarse con un mensaje ilusionante y creíble, dependerá el que vuelva o no a conseguir la confianza de los ciudadanos que le permita gobernar.

El vocinglerío altisonante, populista y de tierra quemada, de los diputados de partidos que se dicen anti sistema, consiguen insultar pero no convencer. Tienen pleno derecho a manifestar sus puntos de vista en el Parlamento y en la calle, faltaba más. Pero en el Parlamento hay que aportar algo más que el discurso mitinero o de asamblea de Facultad, porque sus votantes merecen también respeto. En el Parlamento hay que hacer política, de gobierno y de oposición, y en consecuencia es el espacio propio para la pública discrepancia y crítica, pero también para buscar el acuerdo y el consenso en todo aquello que beneficie realmente al conjunto de la ciudadanía.

Y si en un futuro inmediato, fruto de esta reflexión u otra semejante, las fuerzas parlamentarias respondiesen positivamente a este reto, entonces estarían reforzando ante los ciudadanos la representatividad parlamentaria, el papel clave del Parlamento, al estar presentes en las Cámaras todas las opciones políticamente relevantes, incluidas las nacionalistas irredentas.

Sustituir el debate de ideas por el insulto desde el escaño o la descalificación personal no es una novedad, lo hemos sufrido a lo largo de algunos periodos no muy brillantes de nuestra historia parlamentaria, pero afortunadamente tiene poco recorrido en la España del siglo XXI.

Porque es también misión y reto de la verdadera política, de los buenos políticos, realzar el crédito de las instituciones democráticas de gobierno, aquellas en las que cabemos todos, frente a los discursos autoritarios, xenófobos, racistas o simplemente de un nacionalismo rancio y excluyente, más propio de los intereses de una conservadora burguesía del siglo XIX, que de las verdaderas necesidades de los hombres y mujeres de nuestros días.

Todo esto es la esencia de la democracia representativa, algo que sonroja un tanto tener que recordar ahora aquí, pero que desgraciadamente parece que ha sido olvidado en algún momento de ofuscación de nuestra reciente vida política.

Noviembre de 2016

Alvaro Gil Robles

ULTIMAS ACTIVIDADES

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

DONDE ESTAMOS!

La Fundación Valsaín, de ambito estatal, tiene su sede en el Real Sitio de San Ildefonso, provincia de Segovia,  Comunidad Autónoma de Castilla y León.

 Incluimos la dirección postal y electrónica para contacto directo.

Domicilio Postal:
Plaza de Los Dolores nº1, 40100

(Segovia) España.

Dirección de correo electrónicoinfo@fundacionvalsain.com 

   mapa   

 

 

ESPACIO DE DEBATE

DIPUTACIONES PROVINCIALES - DEBATE POLíTICO DE DIFERENTES PARTiDOS

La Fundación Valsaín utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia al navegar por la web, analizando la navegación en nuestro Sitio Web Para saber mas sobre nuestra Politica de Privacidad haga click Saber mas ....

Si continúa navegando, usted está aceptando su uso