social1  social3 social2
......Siga en la sección "ACTUALIDAD" nuevas noticias de interés e iniciativas de otras organizaciones nacionales e internacionales..........BIENVENIDOS A LA FUNDACION VALSAIN.............Lea las ultimas noticias sobre el Proceso de Paz en Colombia............ Lea el nuevo artículo de opinión "DOS REFLEXIONES SOBRE EL DERECHO A DECIDIR" publicada en TRIBUNA ABIERTA...........Consulte las fechas provisionales de los proximos eventos 2017 en Agenda..........LEA NUESTRO EDITORIAL"ASI, NO".........Siga nuestras últimas actividades.....Consulte en la sección Documentación, (INICIO), el nuevo Informe del FRA sobre Acceso a la Justicia.....NUEVOS REPORTAJES EN FUNDACION TV ......Lea la versión integra del Libro Blanco sobre el futuro de Europa de la Comisión Europea............

ASI, NO

Durante estas últimas semanas millones de españoles, catalanes o no y otros tantos  europeos, hemos contemplado con estupor e incredulidad los acontecimientos que con gran velocidad se han ido desarrollando en la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Yo mismo en estas páginas de OPINION he debatido entorno a los objetivos de quienes insisten en el llamado derecho a decidir. Lo hemos hecho de forma serena y democrática.

Pero una posición como esta ha quedado arrollada por las exigencias y acciones de los ultras independentistas, y hoy la realidad es, tristemente, muy otra.

1.- En realidad hemos asistido a un audaz golpe de Estado contra el Constitución, el Estatuto de Cataluña, y las instituciones democráticas que de ellas emanan.

Un golpe contra la  democracia y el Estado de Derecho que tanto nos ha costado construir y consolidar después de la dictadura.

Y ello consumado por un grupo de políticos, provenientes de la antigua Convergencia y Unió (la burguesía conservadora y nacionalista catalana), aliados con un partido que nunca fue determinante en la política contemporánea de Cataluña como es Esquerra Republicana y una nueva fuerza populista como es la CUP, fundamentalmente antisistema, que utiliza el independentismo como un puro instrumento para alcanzar el control de las instituciones y el poder. Y todos ellos con una mayoría meramente numérica en el Parlament, pero en absoluto en votos en dicha Comunidad.

Para perplejidad de todos, ese grupo minoritario de partidarios de la independencia no han dudado en violentar las reglas parlamentarias, amordazando a las minorías a través de la modificación del propio Reglamento del Parlament ( en contra de los dictámenes de los letrados de la Cámara), aprobar una ley que llaman de “desconexión”, con alevosía y nocturnidad, en una sesión parlamentaria, que yo vi integra, con una Presidenta al servicio descarado del Govern, hasta el punto de dar vergüenza ajena y que me traía a la memoria los mejores momentos de la democracia orgánica franquista.

Y después convocar un referéndum en el que estaba previsto que, si había un voto SI mas que los NO y sin tener en cuenta la abstención, la independencia ya estaba ganada y solo quedaba proclamar la Republica catalana, con unas nuevas instituciones para cuya constitución se preveía, entre otras lindezas democráticas, que el Govern designaría los miembros de la judicatura en Cataluña.

Todas esas modificaciones reglamentarias, y leyes impulsadas por estas fuerzas políticas fueron impugnadas ante el Tribunal Constitucional que ordeno su suspensión, así como la  del referéndum. Ninguna de las decisiones de este alto tribunal ha sido acatada y respetada. Los gobernantes catalanes se situaron decididamente en la mas absoluta ilegalidad e inconstitucionalidad.

Llevaron adelante la convocatoria del referéndum prohibido, sin que se diesen las condiciones de libertad de voto, sin periodo de debate público, sin censo real, sin papeletas en condiciones, con urnas clandestinas, votando en los colegios que estaban abiertos y si no en cualquier otro punto, con imágenes de bolsas de basura con cientos de votos que se desparramaban por el suelo de la calle; haciendo un censo universal publicado a través de redes de jaquers internacionales, sin seguridad jurídica ninguna para los datos personales de los catalanes, que hoy andan circulando por el ciber espacio y pueden ser apropiados por cualquier grupo de bandidos.

Y con unos resultados oficiales que, milagro, milagro, arrojaban el dato sorprendente de mas votos SI que votantes; colegios que tenían 300% mas de votos que censados oficiales, votantes que eran fotografiados votando varias veces, etc. etc. Y el gran anuncio: resultado final, mas del 90% de los votantes lo hacían con el SI.

Todo ello se ha aderezado con una serie de campañas sistemáticas basadas en la mentira, tales como Europa nos comprende y nos acogerá en cuanto seamos independientes, España nos roba, estamos oprimidos y tantas otras, que se culminan con las referentes a heridos imaginarios en el día del voto (véase a título de ejemplo la señora militante de Esquerra republicana, concejal de un pueblo donde no pone los pies desde hace años), con todos los dedos rotos y que luego ha resultado que solo tenia una pequeña inflamación en el meñique. Lo que tampoco debe impedir que los tribunales esclarezcan si hubo o no exceso en la acción de las fuerzas de seguridad.

Por si todo ello no fuera suficiente, los grupos independentistas han desatado una campaña de odio, insultos, escraches y acoso a toda aquella otra autoridad municipal o persona que públicamente manifestaba su disconformidad u oposición a la independencia. Hemos visto gestos y conductas dignas del más puro fascismo.

Quienes hemos luchado para la construcción de la democracia en España y ello incluía las libertades y derechos  fundamentales para todos, y en concreto el reconocimiento de la lengua, la cultura y el establecimiento del autogobierno en las Comunidades Autónoma y especialmente en Cataluña, hemos vivido y estamos viviendo estos acontecimientos como una dolorosa traición a la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña, los dos grandes textos articuladores de derechos y libertades públicas, de nuestra democracia de y para todos y, como no, a los valores democráticos y especialmente al de la solidaridad.

Esta es una muy somera descripción de los hechos.

2.- Pero en estos momentos lo más importante es impedir que se ponga en peligro las libertades y derechos fundamentales de todos los españoles y muy en especial de todos aquellos catalanes, que no comulgan con las ansias independentistas y que están siendo arrollados por este grupo de extremistas.

Para ello es necesario también ver de frente el problema en toda su dimensión. Desde hace años y desde que se dicto la desafortunada sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña, se ha venido cociendo en las entrañas del mundo nacionalista una irritación profunda, que ha sido hábilmente impulsada por los independentistas para conquistar sectores de la sociedad catalana, especialmente jóvenes, con una campaña sistemática de intoxicación, a la que incomprensiblemente no se ha contestado adecuadamente en la misma Cataluña y fuera de ella.

Este estado de ánimo ha coincidido con la profunda crisis económica, la incapacidad de las autoridades catalanas de gestionar adecuadamente sus propias competencias y grandes servicios públicos, generando una fuerte deuda pública y, por no seguir en el recuento de errores, la necesidad de lanzar una importante cortina de humo para tapar las vergüenzas de la corrupción del hasta ahora partido gobernante en Cataluña.

La idea de un referéndum ha sido perfecta para concentrar la atención en este objetivo, así como las emociones de mucha gente desencantada de la falta de iniciativas del Gobierno de la Nación y los llamados partidos constitucionalistas, para articular un camino de reforma de la Constitución que abriese una esperanza de construir un nuevo espacio de entendimiento común.

Este objetivo sigue estando pendiente, y no solo por causa del llamado problema catalán, sino también por muchas otras razones que nos afectan a todos los españoles.

Y tenemos que poner en marcha esa reforma constitucional, con una posible articulación federal de nuestro país, buscando un nuevo consenso fundacional, como fuimos capaces de hacerlo a la caída de la dictadura. Y esa nueva Constitución de y para todos , si que la someteremos al voto de todos los españoles por vía de referéndum.

3.- Pero ese gran debate no se puede abrir teniendo como interlocutores en Cataluña a un gobierno que se ha situado en la ilegalidad y ha adoptado una actitud golpista. Con gente así, desgraciadamente ni  se puede ni se debe  negociar nada, a riesgo de desacreditar y herir de muerte a la propia democracia española.

Hoy en Barcelona se ha hecho patente la otra Cataluña no independentista. Cientos de miles de personas han salido a la calle en manifestación para dejar claro que no quieren que Cataluña y España se rompan, que no quieren mas odio y división entre catalanes. Que desean una Cataluña fuerte y unida, en una España fuerte y unida, y en una Europa fuerte y unida.

Porque los países integrantes de la Unión Europea y las propias instituciones comunitarias ya le han dicho  al Sr. Puigdemon y sus amigos, que no les reconocen ese falacia del derecho a la autodeterminación, que nada tiene que ver con los países europeos. Es mas, que sus objetivos son profundamente anti europeos.

Así las cosas, si al actual Gobierno catalán le queda un mínimo de sensatez y decencia política, debería comparecer ante el Parlament y anunciar que no sigue adelante con este delirio, poniendo sobre la mesa su dimisión y convocando  elecciones, para que la voluntad no secuestrada del pueblo catalán pueda decidir en libertad sobre quienes han de gobernarles en el futuro próximo y asumir la responsabilidad de restañar heridas y abrir puertas de diálogo y entendimiento.

En este país no se persigue a nadie por sus ideas, sean estas nacionalistas o independentistas, sino por sus acciones contra el Estado de Derecho, por situarse al margen y contra la ley y el orden constitucional. Desde luego los actuales gobernantes de Cataluña y quienes les han acompañado en esta aventura tendrán que asumir sus responsabilidades, al tiempo que irse y dejar paso a políticos  sensatos y demócratas que hagan posible alcanzar este objetivo de paz, democracia y concordia entre todos los españoles.

En Sotosalbos a 8 de octubre de 2017

Fdo. Álvaro Gil-Robles y Gil-Delgado

FaLang translation system by Faboba

FUNDACION TV

LO ÚLTIMO

 


 

ESPACIO DE CINE Y DERECHOS HUMANOS

IIII CICLO DE DERECHOS HUMANOS Y CINE - DIA 3 - COLOMBIA UNA GUERRA MENOS

 


 

"LA EUROPA QUE QUEREMOS" 

VI Ciclo de Valores y Sociedad " La Europa que queremos" - Día 4 - Iñigo Urkullu

ULTIMAS ACTIVIDADES

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

DONDE ESTAMOS!

La Fundación Valsaín, de ambito estatal, tiene su sede en el Real Sitio de San Ildefonso, provincia de Segovia,  Comunidad Autónoma de Castilla y León.

 Incluimos la dirección postal y electrónica para contacto directo.

Domicilio Postal:
Plaza de Los Dolores nº1, 40100

(Segovia) España.

Dirección de correo electrónicoinfo@fundacionvalsain.com 

   mapa   

 

 

Espacio Cine y Derechos Humanos

IIII CICLO DE DERECHOS HUMANOS Y CINE - DIA 3 - COLOMBIA UNA GUERRA MENOS

ESPACIO VALORES DEMOCRÁTICOS

VI Ciclo de Valores y Sociedad " La Europa que queremos" - Día 4 - Iñigo Urkullu

TV LO ULTIMO NUEVO

La Fundación Valsaín utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia al navegar por la web, analizando la navegación en nuestro Sitio Web Para saber mas sobre nuestra Politica de Privacidad haga click Saber mas ....

Si continúa navegando, usted está aceptando su uso